Abriendo el paraguas - Yo Opino

Lea ahora

viernes, 20 de septiembre de 2019

Abriendo el paraguas

Ya tratamos esto en algunas oportunidades, y si querés podés buscarlas acá, que están. La cuestión de un período de transición no era mala, obviamente, pero desde el inicio dije que sería imposible.

Y lo dije con conocimiento de causa, lo que parece raro tener que afirmarlo desde este espacio y que no reconozca el Intendente Electo algo que él debería conocer mejor que nadie por su pertenencia al Concejo Deliberante y al ámbito municipal desde hace ya casi 4 años (más dos como "asesor"). Claro, la idea de no decir lo que ya sabía era por una cuestión política, pero aún asi presentó un proyecto de ordenanza sobre el tema, luego intentaron firmar un acta acuerdo con el resultado ya sabido y más tarde el Intendente Rebord firma un decreto ordenando a sus distintas Secretarías se pongan a disposición del equipo en cuestión.

Si uno mira un poco atrás pero no demasiado, apenas unos meses, vemos que la cantidad de empleados municipales ha ascendido estrepitosamente y, como si fuera poco, casi en calidad de "esclavos políticos", dado que están contratados por 11 meses con un "salario" del 50% de la categoría "J", la más baja del escalafón Municipal, cuestión que debería ser revisada por algún abogado laboralista.

Otro punto fundamental pero que está vinculado, es el de la situación económica que quedará a partir del 10 de diciembre próximo, cuando sea el momento de tomar las riendas del carro en llanta y sin caballos de tiro, porque esa es la realidad conque se van a encontrar: con nada. Y esto trae aparejado un problema que se relaciona con el anterior, dado que si le sumamos el personal contratado hoy, más el que se contratará hasta el 10 de diciembre, más la propia gente que ingresará con la nueva intendencia... será interesante ver la cantidad de personas que dependerán del Municipio a partir del 11 de diciembre. 

Claramente no existe en el Municipio una necesidad imperiosa de contratar personal, sino que se está haciendo por el motivo harto conocido: las promesas de campaña. Lo que sí hace el Intendente Mariano Rebord es enarbolar la bandera de la  "justicia social" y la de su "lucha contra el conflicto social" colonense.

Las gestiones que deberán realizar ante provincia (o Nación) para cosas como el mismo pago de haberes de finales de año (junto con el medio aguinaldo) serán urgentes y deberán negociarlo a cualquier precio, dadas las circunstancias. Ni hablar de todo lo vinculado a Obras Públicas, por ejemplo... pero eso ya es otra cosa.

En un reportaje con un medio en varias oportunidades señaló que es momento de la verdad, de hablar con la verdad, el vecino se merece que no le mientan más... Esperemos que estas palabras no sólo sean en virtud de lo que pasa hoy en la Municipalidad, sino que las mantenga... porque es fácil hablar de lo que miente u oculta el otro político y luego hacer lo mismo para mantener una "política correcta".

Es para pensar y analizar la situación actual para tener una mirada a futuro acerca de los primeros meses o primer año de gestión del vecinalismo en nuestra ciudad, lo que obviamente el Intendente Electo está haciendo... porque ya empezó a abrir el paraguas previniendo a la gente de lo que puede pasar y que no se queje después, porque el rojo en lo que respecta a la economía pública es bastante amplio y es una chance para utilizarlo durante gran parte del período 2019/2023.

Esperemos que a partir del 10 de diciembre se empiece a sanear -en todo sentido- la ciudad y que no sea más de lo mismo, con diferente color. Tengamos paciencia, sólo es cuestión de tiempo.

Lucas M. Beber
#YoOpino2019

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tu comentario...