El delgado hilo - Yo Opino

Lea ahora

lunes, 17 de julio de 2017

El delgado hilo

Para nuestra provincia, la avicultura es el gran motor de la economía. En el país, genera unos 100.000 puestos de trabajo aproximadamente, de los cuales el 50% es de Entre Ríos, siendo la provincia con 3.400 establecimientos avicolas en general.  La cadena avícola atraviesa hoy (como gran parte de nuestra industria) una compleja situación afectada por las variables económicas nacionales lo que impacta en la falta de competitividad y una vez más, la pata empresarial expresa su preocupación ante esta situación.

Por lógica es entendible, dado que luego de una inversión de mucho tiempo para el crecimiento y consolidación de la cadena, pero por otra parte el primer pensamiento que viene a la mente de todos los empresarios es que "miles de familias tienen incertidumbre sobre su futuro", pero nunca es ganar menos.

Uno de los pedidos de los empresarios es volver a posicionar la carne aviar en los mercados internacionales, por el alto stock que existe hoy, por lo que estarían obligados a reducir los planteles de pollos parrilleros y ponedoras, y por ende, poniendo en riesgo el trabajo de muchos entrerrianos.

Pero... recordemos algo que parece haber quedado en el olvido. Y es que durante el período de gobierno anterior, este sector tuvo un favoritismo claro. Por ejemplo, los frigoríficos avícolas fueron los más beneficiados por el viejo y conocido sistema de compensaciones, el cual terminó en casos de corrupción. Por este sistema, las empresas recibieron nada menos que $ 2.100 millones de pesos por parte del entonces gobierno nacional, con el propósito de mantener estable la "mesa de todos los argentinos", mientras que los precios internos seguían aumentando al ritmo de la inflación. Pero este sector no sólo recibió compensaciones millonarias, sino que tuvo beneficios indirectos como por ejemplo la adquisición del grano para alimento, a un precio muy por debajo de la realidad en ese momento.

Y una cuestión fundamental fue que en ese momento, las relaciones con el líder bolivariano Chavez y la familia gobernante en nuestro país eran "óptimas" por lo que gracias a los acuerdos bilaterales el principal destino de exportación de nuestra producción fue, justamente, Venezuela. Y el comercio era tácitamente pollos por petróleo. Por ejemplo, de acuerdo a datos que pudimos localizar, en enero de 2015 la exportación habría superado las 20.000 toneladas, siendo el 68% para ese país. Y otro dato interesante es que Venezuela pagó por los pollos argentinos un 42% más que el resto de los países importadores. Las principales empresas encargadas de exportar a Venezuela fueron Pollolín, Cresta Roja, Noelma, Calisa, San Sebastián, Granja Tres Arroyos, Soychú, Las Camelias y Bonnin...

El tema fundamental de todo esto sería, por lo visto, más fácil gestionar subsidios y no buscar mercados en el exterior para colocar la producción. Y si no se consigue nada, pues el hilo una vez más se corta por lo más delgado: el empleo.

fuente: unoentrerios.com.ar

Lucas M. Beber
#YoOpino2017


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tu comentario...