La cuenca que no existe - Yo Opino

Lea ahora

jueves, 7 de noviembre de 2019

La cuenca que no existe



Un vecino tiene un terreno en calle Vergniaud entre Rocamora y Bvd. Galliard en el cual debe construir su vivienda. Justo por ahí pasa el canal de la cuenca. Le solicitó a la Municipalidad que pusiera tubos -que hasta no hace tanto se fabricaban en la bloquera-, sin respuesta.

El vecino compró los tubos necesarios y le pidió al Municipio que se los instalara, sin tener respuesta alguna.

Entonces el vecino preguntó una vez más cuánto salía la hora maquina para pagarla y que de esa forma le instalaran los tubos. Una vez más, no hubo respuesta.

Al final, el vecino contrató a una persona para que los instalara y los cubriera como corresponde, pero la última lluvia y el torrente de agua limpió el material de la cubierta, si bien no pudo mover los tubos por su propio peso.

Lo curioso es que le cobraron poco menos de $ 6.000 por la instalación del agua potable...

Como vemos una vez más, el Municipio no se hace cargo de nada, aún cuando cualquier ciudadano ofrezca abonar el trabajo y esto confirma una vez más que no hace falta abonar ni pedir por nota nada... sólo basta ser "amigo de". Y eso fué lo que hizo que la ciudad esté hoy en las condiciones que está.

Mientras tanto, la tan famosa cuenca está como era en un principio: no existe.

Lucas M. Beber
#YoOpino

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tu comentario...