Cuando la plata no se regala - Yo Opino

Lea ahora

lunes, 21 de octubre de 2019

Cuando la plata no se regala

El 4 de abril de 2017 se celebraba un convenio entre el Municipio de Concordia y el Ministerio del Interior con el objeto de "proveer de asistencia financiera para la ejecución de la obra PAVIMENTO 100 + 250 VIVIENDAS DE EMERGENCIA HÍDRICA - BARRIO AGUA PATITO”.

Durante ese año en el Concejo Deliberante de esa ciudad hubo debates bastante ásperos en relación a dos cosas puntuales: la operación de compra de los terrenos para el barrio (gestión del entonces Intendente Gustavo Bordet), por entender que el precio acordado fue desproporcionado, y que las tierras no reunían las condiciones necesarias para la instalación de un barrio de viviendas, incluso ratificado por la propia Subsecretaría de Obras Públicas de esa ciudad al momento de ser consultada.

El 17 de Abril de 2017 se sancionó la ORDENANZA N° 36.048, mediante la cual se aprobó "el proyecto 250 viviendas por un monto total de $ 152.199.070, que se financia con aportes provenientes de Nación (un aporte de $ 119.060.910 y otro por $ 23.312.040) y del Municipio ($ 9.826.120).

Pasados tres meses se aprobó otra ordenanza "Proyecto Cien (100) mejoramientos Barrio AGUA PATITO" por un monto total de $ 22.674.660, también financiada con "aportes provenientes de Nación".

Pero el 9 de octubre de este año llega al Municipio una carta documento desde el Ministerio del interior dando por caído el convenio original argumentando el amplio vencimiento de los plazos de avances y finalización de obra, incumpliendo con el objeto y las obligaciones asumidas en el convenio, y como si fuera poco, intima a la Municipalidad de Concordia a que le reintegre a Nación dentro de un plazo de 30 días más de $ 2.800.000, monto que representa el anticipo financiero otorgado oportunamente.

Decime si esta situación, salvando el echo de la carta documento, no te trae recuerdos de, por ejemplo, el barrio de las 40 viviendas (del que nada más se supo) o por ejemplo las 80 viviendas para los inundados... de las que tampoco se supo más nada. 

Pero claro, a lo mejor el Intendente Cresto tiene pensado hacer algo para ganar tiempo y esperar a ver si a partir del 10 de diciembre puede -gracias al vínculo partidario- arreglar esto, que no le saquen nada y que le manden más...

Habría que ver que pasaría si llegara a nuestro Municipio colonense una cartita parecida. O a lo mejor ya llego y no lo sabemos, quien sabe. Mas allá de todo, es una muestra que las cosas se deben hacer bien de entrada, y no acostumbrarse a lo fácil.

Lucas M. Beber
#YoOpino2019

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tu comentario...