Los 500 mil - Yo Opino

Lea ahora

martes, 27 de agosto de 2019

Los 500 mil

El sábado 16 de marzo, José Sánchez (40 años, de Nogoyá, pintor y albañil por la mañana y panadero por la tarde), encuentra un maletín con 500 mil dólares que se habían caído de una camioneta roja, al lado de un baldío. Según sus palabras, el dueño quiso darle un millón de pesos como recompensa, que él no aceptó porque solo quiere un trabajo en blanco.

Esta historia conmovió al país entero, porque daba cuenta de la honestidad de un hombre del interior.

Entre el lunes 18 y el martes 19 de marzo,  en cada reportaje que Sánchez ofreció en cuanto medio pudo, contaba lo sucedido de memoria, insistía en que no quería una recompensa económica, sino un trabajo en blanco. ¿Qué contaba puntualmente? No queda muy claro, pero más o menos así: un hombre (Gustavo Schulz, dijo) bajó de su camioneta roja hablando por celular, discutiendo, con gestos ampulosos y abandonó -inexplicablemente- un maletín en una calle concurrida del barrio comercial Villa 3 de Febrero. Testigo de esa secuencia, Sánchez levantó el maletín, lo abrió, se obnubiló con la marea verde y se atragantó con el revólver negro. 

El mismo 19 de marzo, el Fiscal de Nogoyá Federico Uriburu dijo a los medios que "Siendo las 20 horas del martes, estoy en condiciones de decir que todo es mentira". La fiscalía había tomado intervención porque Sánchez confirmo que dentro del maletín había un arma de fuego. Mientras Sánchez continuaba con las entrevistas a medios nacionales entre otros, el Fiscal le informó a uno de ellos que "no hay empresario, ni camioneta, ni maletín, ni dólares ni revólver. Nadie vio nada".  "La policía caminera en ningún momento visualizó una camioneta Chevrolet S–10, de color rojo, doble cabina, como la que describe Sánchez, y las cámaras de seguridad de la calle Paraná, donde encontró el maletín, no muestran absolutamente nada". "Hay cuatro (cámaras) que apuntan perfectamente hacia la zona que él describió y no se advierte nada, tampoco ningún movimiento extraño. No tiene correlato lo que dijo con lo que se pudo corroborar".

Frente a la Policía y al fiscal Federico Uriburu Sánchez se desdijo de toda la fábula y reveló que había inventado todo para llamar la atención y conseguir un empleo en blanco, porque venía trabajando en negro en todos lados. 

Su último empleador, un panadero de Nogoyá, decidió despedirlo cuando se vio involucrado en el relato del changarín. 

Por ese despido, Sánchez no se quedó de brazos cruzados: pidió el asesoramiento al abogado Juan Orlandi y demandó a su ex patrón.

El abogado Juan Orlandi denunció a Leandro José Sánchez por estafa, por cuanto no le restituyó una suma de dinero que le había prestado: $30 mil. Le había prestado esa suma con el compromiso de devolverla una vez cobrada su indemnización (135 mil).

Ese cobro fué el viernes 10 de mayo, y ese día Sánchez y Orlandi quedaron en encontrarse en Tribunales a las 10 de la mañana. El changarín cobraría lo suyo y devolvería el préstamo. Pero Sánchez se anticipó: llegó a las 8, cobró su dinero y desapareció. No le atendió mas llamados al abogado y lo bloqueó en whatsapp.

Días después, la mujer acudió a Tribunales y puso al corriente a la defensora oficial, Andrea Cavagna, de una situación urgente: su esposo, el famoso changarín de Nogoyá, abandonó la casa, y la dejó a ella y a la pequeña hija de ambos sin sustento.

Te preguntarás ¿a qué viene todo esto? Bueno, se sospecha que Sánchez se mudó de ciudad y estaría viviendo ahora en... Colón.

Lucas M. Beber
#YoOpino2019



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tu comentario...