Liars truths - Yo Opino

Lea ahora

sábado, 17 de agosto de 2019

Liars truths

(verdades mentirosas)

En la publicación de ayer viernes del periódico local El Observador salió una nota referida a las piletas de oxidación, donde habla el Director de Ambiente del Municipio Gaspar Rebord.

Vamos a analizar y a desmentir cada una de las frases dichas por él en el diario...

Gaspar Rebord: - "Hace unos 20 días en las recorridas que hacemos para controlar, detectamos que el caño que sale de la pileta, pasando por debajo del terraplén, estaba roto".
Realidad: El caño estaba roto, si, pero cuando se reportó el problema a funcionarios municipales, no tenían idea de lo que pasaba. Esto significa que no recorren la pileta muy a menudo. 

Gaspar Rebord: - Le llamó la atención porque "es un caño que no se rompe porque no tiene presión", con lo cual descarta que no haya sido un daño intencional.
Realidad: El caño de desagote no estaba visible, vale decir que se puede haber salido de su "calce" original. Y si vamos al caso, en realidad sí tiene presión, dado que sale toda el agua de las piletas y eso se puede comprobar en los videos que hemos filmado. Por otra parte... ¿quién se metería entre el agua podrida para romper un caño?

Gaspar Rebord: - La pileta debió ser vaciada para "poder reparar un caño de asbesto cemento viejo que había. Y se lo reemplazó por un caño plástico".
Realidad: Primero que nada, la pileta no podría vaciarse, y se haberse hecho,deberían haber desviado los conductos de la pileta principal hacia la paralela o bien clausurar el paso de las aguas a la secundaria (donde está el caño de desagote) y luego colocar una bomba en esta última para vaciarla... y eso es casi imposible que lo hayan hecho primero porque no había huellas de ese tipo de trabajo en las piletas y segundo porque... bueno, porque no lo hicieron. Cabe recordar que los dos caños de plástico que estaban puestos fueron colocados después de haberse arreglado la catarata que dió origen a la denuncia en Fiscalía.

Gaspar Rebord: - "Se cambió entero, pero como no tiene la misma medida (de largo) que el anterior queda más corto y no sobresale como estaba antes. Parece una filtración que viene por la broza, pero en realidad es la salida del caño que quedó más corta".
Realidad: La verdad no se puede saber si el caño es más corto o no, pero si es así (más corto) es para pensar que debió consultar al menos con algún especialista, dado que si el agua cae por la misma pared de la pileta, en poco tiempo habrá horadado todo y se producirá una vez más otra rotura de mayor magnitud que la actual.

Gaspar Rebord: - Los trabajos "se demoraron la semana anterior por la lluvia, pero ahora ya está todo terminado. Y una vez que la pileta complete el nivel, estará funcionando perfectamente", destacando también que las piletas "de carga y descarga están funcionando excelente".
Realidad: La lluvia impidió que se realizaran las obras pertinentes, pero es para recordar que el aviso de la rotura fue dado antes de la lluvia. Cuando la pileta complete el nivel, seguirá funcionando como hasta ahora, es decir, sin decantar nada, dado que el proceso no puede cumplirse por el estado general de las mismas piletas, que hoy parecen canchas de futbol por la cantidad de tierra acumulada. Y si, es cierto que las piletas de carga y descarga funcionan, pero es por el proceso normal de altura del agua, no porque las piletas funcionen como tales y además ese proceso que menciona el Director es porque el agua sale de la misma forma que entra...

Gaspar Rebord: - "Cada 15 días se hacen tareas de limpieza en las piletas. Lo que está dentro de nuestras posibilidades".
Realidad: Si la limpieza de las piletas se hiciera cada 15 días, hoy estarian impecables y no tendríamos nada que envidiar a otras ciudades. Pero la basura estancada en cada una de ellas dice lo contrario, es decir, que hace tiempo que no se realiza limpieza de ningún tipo. Es más, hay bolsas tiradas que por el estado en el que están llevan meses en el lugar... como la heladera y los sillones y tantas otras cosas más.

Gaspar Rebord: - "Un problema al que no se le ha encontrado solución y que viene desde hace años" es que la gente va a las piletas a arrojar grandes residuos como televisores, heladeras, cocinas, etc.
Realidad: Si, existe una solución a eso y se llama alambrado perimetral con vigilancia, pero con la excusa de los robos no se instaló más. Es decir que es más fácil no encontrar una solución que aplicar una.

Como podrás ver en las fotos, la más pequeña es cuando estaban los dos caños de plástico más la pérdida o filtración que fue avisada a Obras Públicas, Secretaría de la cual depende Medio Ambiente. La de fondo es la que muestra como esta ahora, es decir que le falta un caño...

Es momento de hablar con seriedad de los temas que son importantes, es momento de hacer un mea culpa sobre el tema piletas de oxidación y dejar de culpar a otros por la inacción y el incumplimiento de deber de funcionario público de quienes debieron intervenir en esto desde hace casi 8 años y no han hecho más que hablar -sin hacer nada- todas y cada una de las veces en las que se les ha preguntado sobre este tema. 

Es momento de reconocer -aunque sea por equivocación- que nunca quisieron hacer las cosas bien desde el principio... aunque la realidad política local me trae a la mente el recuerdo de Natalia Natalia, personaje del sketch "Hablemos sin saber" del programa "Sin Codificar" porque en realidad es eso lo que hacen, hablar sin saber... como en este caso en particular.

Lucas M. Beber
#YoOpino2019



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tu comentario...