Seres humanos - Yo Opino

Lea ahora

jueves, 3 de agosto de 2017

Seres humanos

Muchas veces hemos tratado en este espacio el tema del Hospital, las falencias, las cosas que están mal, el edificio... y la política inoperante enquistada. Muchas veces hemos tratado el tema del los pacientes y las desventuras que deben pasar para ser atendidos y retirarse con la salud repuesta, por diversos motivos.

Pero siempre hay algo que falta ver, que por lo general olvidamos y dejamos de lado porque no lo alcanzamos a ver. A lo mejor la mente los anula porque para nosotros, los que vamos para que nos curen, para que nos den esa pastilla mágica que nos solucione el problema, para que nos inyecten algo que nos reponga la salud, para que nos operen rápido y podamos seguir con nuestra vida normal, día a día... y eso que olvidamos forma parte del mismo Hospital: son los médicos.

Ellos son la "parte" oculta -pero a la vista- a quienes le tiramos toda la bronca cuando hace tiempo que estamos esperando, cuando nos atienden rápido o cuando se demoran en darnos la solución que fuimos a buscar.

Siguiendo con el caso de Isabel, empezamos a ver algunas cosas que realmente nos sorprenden, porque van más allá de nuestro entendimiento, y nunca le damos importancia. Hoy tomamos el caso de los traumatólogos.

En el Hospital San Benjamín, trabajan cinco traumatólogos. Pero claro, hay cosas que no todos saben, como por ejemplo que uno de ellos está a punto de jubilarse por lo que, a pesar de su experiencia, ya no hace guardias. Dos más de ellos directamente no las hacen por cuestiones personales y entonces nos quedan sólo dos, para tratar las posibles causas de más de 20.000 personas si solo tenemos en cuenta nuestra ciudad, pero debemos recordar que es un Hospital cabecera de departamento, por lo que los casos complejos son derivados directamente aquí.

De estos dos jóvenes especialistas, uno de ellos es suplente, vale decir que en algún momento cualquier político de turno mueve un dedo desde la comodidad de su escritorio y su suplencia termina en un abrir y cerrar de ojos. El caso restante es curioso, dado que estaba trabajando en Buenos Aires y se vió convencido de venirse a nuestra ciudad, para trabajar en un Hospital público, por amor a todo lo que significa la Salud Pública. Fue convencido por la Dirección del Hospital, por lo que dejó todo y se vino. Se presentaron todos los papeles y se enviaron al Ministerio, todo en orden, para poder trabajar en la ciudad. Pero algo en el camino hizo que hoy haya cumplido tres meses trabajando sin cobrar. Gratis.

El trabajo que se realiza en esta especialización requiere de elementos importantes como por ejemplo tutores, un equipo de rayos "Arco en C" -elemento vital en traumatología- y muchos elementos más. Sin embargo, con las pocas cosas que tienen hoy, intentan cumplir.

Pero analicemos algunas cosas:
➡ Las guardias pasivas (cuando está de guardia pero no en el Hospital) se pagan en nuestra provincia poco menos de $ 40.
➡ La carrera de Medicina es de 8 años y medio entre la carrera en si misma y la residencia, más la especialización en un promedio de cinco años, mas una subespecialización de 2 años. Entonces, una persona que elige esta carrera debe estudiar y capacitarse, si hace la carrera completa año por año sin perder una sola materia) está en total casi 16 años preparándose para curar. Entonces, ¿trabajaríamos nosotros por menos de $ 40 por hora? La respuesta es en un alto porcentaje, "no". Sin embargo, ellos lo hacen.
➡ No tienen un apoyo administrativo, es decir que por cada caso que deben atender que tenga cierta complejidad y corresponda una derivación, ellos mismos deben llamar a todos los centros cercanos (y no tanto) para intentar conseguir un lugar, conseguir la ambulancia, el enfermero o médico que acompañe el traslado... y no le corresponde. Sin embargo lo hacen.
➡ Tomemos el caso de Isabel una vez mas: los elementos que se consiguieron luego de tanto tiempo, tienen un costo aproximado a los $ 38.000. Sin embargo, los 45 días de internación al Hospital le habrian costado cerca de $ 140.000. Sabiendo esto, ¿no es para pensar que vale mas comprar una prótesis directamente que esperar tanto tiempo y con eso, incrementar el gasto?

Señores, los médicos no tienen la culpa de lo que pasa en el Hospital, de lo que falta, de lo que no hay. Y si, puede haber médicos buenos y no tanto, pero esa es la realidad, esto es lo que tenemos hoy en Colón.

Y por cierto, además de no tener quirófano, ya no hay guardias de traumatología. Es momento que la política berreta que tenemos haga algo en serio, y deje de sacarse fotitos por todos lados mostrando las "gestiones". La salud merece gestión, golpear puertas, patear escritorios para que la gente que representan pueda curarse. Claro que "ellos" van a clínicas privadas en otras ciudades... mientras que deberían estar internados una semana esperando lo mismo que Isabel -por ejemplo- y viendo como los médicos no pueden hacer mucho porque no tienen las cosas que deberían tener.

Supongamos casos como artritis sépticas, fracturas expuestas, status convulsivo, recién nacido prematuro deprimido, politraumatismos... ¿qué hacen con lo que hay hoy? ¿Y como? Suponiendo que esté el quirófano... faltarían los Rayos de Arco en C, herramienta fundamental parar esta especialización.

Cuando el médico debe salvar una vida, y no puede porque le faltan elementos vitales y la persona que tiene tendida en una cama se les está yendo de las manos, se les está muriendo y ellos sabiendo que hacer no pueden hacerlo... ¿qué pasa por su mente? ¿Qué pasa con su conciencia? ¿Que nivel de estrés tiene esa persona que mira la persona internada sin poder hacer nada? Nunca lo pensamos... 

Es hora.

Lucas M. Beber
#YoOpino2017
www.yoopino.online
facebook.com/YoOpinoColon

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tu comentario...