Ideas posibles, sin políticos. - Yo Opino

Lea ahora

jueves, 20 de julio de 2017

Ideas posibles, sin políticos.

Muchas veces hemos escrito sobre las cosas que no se hacen, y desde luego las que sí se hacen pero mal. Y por esas cosas de la crítica, hemos sido "retados" a presentar una idea para solucionar algo o aportar una idea de solución a un problema que aún no la tiene.

Ya presentamos en un momento, producto de una especie de presión por parte de determinado personaje político, un proyecto de Ordenanza donde trataba la creación de un órgano de control, específicamente la Auditoria General Municipal. Este proyecto se presentó en octubre de 2016 en la Banca Ciudadana y está esperando que pase algo en la Comisión de Hacienda del Concejo local. Y el destino será más que obvio: pasará directamente a archivo una resolución como por ejemplo la falta de fondos y por un simple motivo: es la creación de un órgano de control totalmente independiente, fuera de la mano del ejecutivo local y que la función sea justamente... controlarlo.

Dadas estas cosas y como por lo visto los concejales están más ocupados en llevar una negociación con cosas que a la larga afectan a todos "los demás" ciudadanos, intentando perpetuarse directa o indirectamente en el poder de forma casi permanente, pensando en su propio beneficio y no en el de todos, con una oposición por parte de Cambiemos que en realidad no lo es demasiado o por lo visto no hay mucho movimiento dentro del significado de la palabra "oposición", y otra más que a lo largo de los últimos tiempos ha demostrado tener más llegada con el ejecutivo que con sus propias "ideas", como el bloque Juan Domingo Perón (recordemos que las negociaciones más evidentes y públicas pero nunca reconocidas con el intendente comenzaron con la idea de regalar un terreno a un gremio...), que aún hoy seguirían negociando por cuestiones políticas personales. Y el tercer opositor, del bloque Nuevo Encuentro en su soledad mucho no puede hacer... volvemos a pensar en un tema que nos ocupa año tras año.

El río Uruguay nos ofrece muchas cosas, a pesar de estar contaminándolo en forma continua y sin hacer nada al respecto. Más allá de esta problemática, que debería ser tratada por personas capacitadas en esas cuestiones, el mismo río que atrae al turista nos deja año tras año las inundaciones que nos afectan. Y dependiendo el caudal liberado por la represa de Salto Grande, producto también de las lluvias en zonas aguas arriba de la misma, podemos llegar en nuestra ciudad a más de 10 metros de altura, trayendo consigo todo lo que eso significa, y dejando fuera de sus hogares a muchas personas.

Esto trae aparejado también problemas que el municipio debe solucionar antes que suban y después que bajen las aguas, principalmente con las familias afectadas proveyendo ayuda que va desde elementos de limpieza hasta de agua potable hasta poder restablecer los servicios -si bien muchos elementos son donados por la ciudadanía-, hasta la reparación de calles, caños, luminarias y varios etcéteras más. Dejando de lado las obras que deberían llevarse a cabo para contener la subida de las aguas, todo lo anterior termina siendo un gasto que nunca, de acuerdo a lo que hemos podido ver en los diferentes presupuestos, estuvo pensado ni programado, a pesar de la historia misma de la ciudad.

Entonces surge una idea que podría tenerse en cuenta, dadas las circunstancias. Se trata básicamente de crear una institución, totalmente independiente del gobierno (sea cual sea el signo político de éste) cuyo fin fundamental sea atender las necesidades de las familias afectadas por la creciente. 

Esta ayuda iría desde la evacuación misma, administración de las donaciones, alojamiento, alimentación, vestimenta, y  la vuelta a casa, con todo lo que eso significa.

Claro, a simple vista parece un proyecto ambicioso, pero no por ello imposible de llevar a cabo. El tema básico son los fondos, pero eso es factible de solucionar si en el presupuesto anual del municipio se asigna un importe determinado -esto por ordenanza- y si se logra formar una ONG legalmente conformada, hasta se puede lograr ayuda de la Provincia y de Nación. Y esta asignación puede hacerse dado que se asignan tierras y fondos para, por ejemplo, el Instituto de Tierra y Vivienda.

La única forma que esto pueda funcionar es que el gobierno municipal no esté en el medio ni tenga acceso a la administración, solamente el aporte de fondos en forma anual y, al estar esto normado por ordenanza, no daría lugar a una "negociación". 

Esta ONG podría estar compuesta por personas capacitadas en acción social, vecinos a quienes les gusta ayudar sin recibir nada a cambio, personas comunes que aportan su grano de arena día a día a las personas evacuadas sin esperar nada, por el sólo echo de ayudar al que lo necesita, especialistas en diversas áreas que pueden colaborar en el momento que se los necesite... y un tema excluyente: un "NO" rotundo a la política. Y ese "no" es por todo lo que ha demostrado estos últimos años la política y sus adeptos. Claro, y por lo que venimos diciendo desde hace tiempo ya: lo que la política toca, se corrompe.

¿Proyecto complejo? Si, es complejo. ¿Es un proyecto fácil de llevar a cabo? No, no es fácil. ¿Se puede conseguir hacerlo funcionar? Si. Porque cuando hay ganas de hacer algo, se logra lo que pretende. 

La idea está planteada. 

Lucas M. Beber
#YoOpino2017

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tu comentario...