Fisuras - Yo Opino

Lea ahora

martes, 13 de junio de 2017

Fisuras

No me caí y me fisure, no salí de caravana y volví fisurado, no descubrí una falla geológica o bien llamada fisura que provocará el fin de los tiempos o abrirá las puertas de mismo infierno. 

Podría decirse que a lo largo de nuestra vida tenemos muchos de estos momentos "fisura", donde comienza una pequeña "marca" que da paso a un gran quiebre. Esto puede darse en muchos ámbitos y aspectos, en mayor o en menor medida, porque nada es estático, porque todo se mueve, se quiebra, se trasforma, evoluciona o en un caso extraordinario "in"voluciona.

Traslademos esta teoría o pensamiento de FISURA al plano local (¿lo estabas esperando, no?), y nos encontramos con varias fisuras, algunas ya de vieja data y otras no tanto. Por ejemplo, tomemos el caso de las piletas de decantación. Todos sabemos que el proyecto en realidad es algo que si existe -lo que no sabemos bien es en qué consiste- pero por la forma en que se desencadenaron las cosas se formaron tres fisuras: la primera, entre los vecinos que fueron instalados en los alrededores de las piletas y del basurero a cielo abierto porque no les sacarán por ahora "eso" de su entorno. Ellos están quizás con bronca con la gente que defendió la Escuela Granja de la expropiación, lo cual forma una segunda fisura, esta vez contra el gobierno municipal. Y la tercer fisura es la que provoca el enojo del gobierno para con la población en general por la falta de apoyo hacia su emprendimiento.

Otro ejemplo es el del terreno para el sindicato. Esa fisura es nueva pero ya viene con una marca de hace tiempo y concretamente es la que provocó el intendente al intentar quitarle el terreno que tiene cedido el Golf para regalarlo. 

Una fisura más es la falta de obras públicas en serio en la ciudad. Ya es sabido hasta el hartazgo que por más secretario experto haya, la orden viene siempre del Jefe, y esto provoca sin dudas la fisura de la ciudadanía para con la intendencia.

Otra más es la campaña sucia que hacen determinados empleados del municipio cuando con perfiles falsos atacan en lo personal a cualquiera que se aparezca en su camino, dejando de esta manera una fisura entre la gente que piensa y "ellos", estos empleados que de una u otra forma intentan defender lo -quizás- indefendible. Y también los "manejadores" de determinados espacios políticos se encargan de fisurar la sociedad cuando bloquean o traban el acceso a la información de determinados políticos.

Como vemos, las fisuras están a la orden del día. Y lamentablemente no son provocadas por los ciudadanos sino por los mismos políticos. Son ellos quienes se encargan día a día de ahondar cada fisura, provocando quizás en determinadas ocasiones, grietas.

Es de esperar que, al menos alguna vez en lugar de seguir fisurando y dividiendo, intenten tapar las grietas y evitar las fisuras con cosas tangibles, no sea cosa que en algún momento, la fisura convertida en grieta termine siendo un precipicio.

Y ellos mismos terminen cayendo en él.

Lucas M. Beber
#YoOpino2017

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Se agradecerá que pongas tu nombre...

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.