Análisis numéricos - Yo Opino

Lea ahora

sábado, 19 de agosto de 2017

Análisis numéricos

Las personas que viven directa o indirectamente de la política tienen algo que los lleva a un estado emocional de alto voltaje cuando se acercan las elecciones. Sea cual sea el tipo de elección, empezando por las legislativas nacionales hasta las generales desde presidente hasta concejal.

Durante la campaña, quienes son candidatos se esfuerzan por aparecer en los medios y expresar su repudio al oficialista de turno y prometer cosas que, si llegan al poder, tampoco harán pero nunca reconocerán, mientras que el candidato oficialista se preocupará en demostrar todo lo que hizo el gobierno actual.

La carreta es desigual en la mayoría de los casos, porque el "oficialista" tiene el famoso voto cautivo, por ejemplo desde el empleado contratado con la promesa de pasarlo a planta permanente en caso de ganar como decirle a la gente que forma parte de la ciudadanía que pueden controlar con planes sociales o ayudas determinadas que si no ganan, pierden todo.

Esto lleva siempre a que se gane o pierda dependiendo de la campaña que hagan y de la credibilidad que la gente tenga en lo que el candidato dice, o lo que los "punteros" políticos barriales hablen bien o mal del candidato en cuestión.

En nuestra ciudad pasa exactamente eso, es decir, el voto "seguro" hizo que el signo político que gobierna hoy, amparado quizás con arreglos que lo hicieron posible y con gente que hizo campaña con cuestiones como las mencionadas hubiera ganado las últimas elecciones generales.

La cuestión es que pasaorn las elecciones legislativas y si bien son las PASO (Primarias Abiertas Simultaneas y Obligatorias) son justamente eso, elecciones "internas" de los partidos políticos, pero son tomadas como "medida" para saber qué opina le gente.

Y curiosamente la gente opinó esta vez demostrando que se está cansando de este sistema de desgobierno, porque los números hablaron solos... y reiteramos que son "solo" las Primarias y para Diputados nacionales vlae decir, nada que impacte en nuestra ciudad o departamento.

Veamos un poco las cosas con más cifras, para darnos cuenta. En las elecciones generales del año 2015, el intendente actual obtuvo la renovación de su mandato por la sumatoria de 8.083 (48.56%) votos contra el segundo (Cambiemos) que obtuvo sólo 2.945 votos (17.69%) sobre un total de 16.645 electores, dejando una diferencia abismal de 5.138 votos. Es decir, la gente creía en la idea de continuar y así lo demostró en las urnas. 

Ahora si miramos un poco los resultados del último domingo 13 de agosto, vemos que la gente ya no cree nada y, si bien (reiteramos) fueron legislativas nacionales, la lista que apoyó el intendente y la diputada (501 A) obtuvo 3.505 votos mientras que la de Cambiemos (502 C) obtuvo 6.249 sobre 16.010 votantes con una diferencia de 2.744 votos, teniendo en cuenta que sólo es una lista de las 3 de Cambiemos y las 10 del Justicialismo. La gente le está diciendo a quien administra la ciudad por el 48.56% que ya no le cree y que se cansó. Y a nivel departamental, las tres listas de Cambiemos lograron el 49.46% mientras que el Justicialismo llegó al 41.89 %...

¿Sabrán darse cuenta a tiempo? Faltan dos años para la renovación de autoridades generales, ¿será que saben que hacer? ¿Aceptarán que se equivocaron en varias cuestiones ciudadanas y la gente se lo está diciendo en silencio? ¿Será que el voto cautivo en realidad ya no es "tan" cautivo?

Solo son cosas curiosas que pasan en el medio de todo y que por ahí, no las piensan muchos.

Lucas M. Beber
#YoOpino2017
www.yoopino.online
facebook.com/YoOpinoColon

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tu comentario...